top of page
  • Adira

Todo lo que necesitas saber sobre la píldora del día después





No es ningún secreto que las posibilidades de quedar embarazada pueden ser altas si se han tenido relaciones sexuales sin protección, si el condón se ha roto o si no se utiliza ningún otro método de planificación habitual.


Desde mediados de la década de 1960, la píldora del día después comenzó a usarse como tratamiento para las víctimas de violación para prevenir embarazos no deseados. Aunque fue eficaz, tuvo efectos secundarios graves, como dolor, coágulos de sangre, sangrado y náuseas.


Sin duda, la píldora del día después proporcionaba una gran libertad a las mujeres al poder controlar la frecuencia y el número de embarazos. Aún así, hay varios factores importantes a considerar al elegir esta píldora como método de emergencia.


¿Cuáles son los componentes de una píldora del día después normal? La píldora del día después generalmente se compone de levonorgestrel (1,5 mg), una progestina sintética que imita los efectos de la hormona progesterona. Algunas compañías farmacéuticas también combinan levonorgestrel con estrógeno.


¿En qué período se debe tomar después de tener relaciones sexuales sin protección? Lo ideal es tomarlo dentro de las 12 horas después de haber tenido relaciones sexuales sin protección y hasta un máximo de 72 horas (3 días) de haber tenido relaciones sexuales.


¿Qué tan efectivas son? Entre mas pronto se tome, mejor, ya que su eficacia disminuye con el tiempo. Las píldoras anticonceptivas de emergencia de dosis única previenen el embarazo del 50% al 100% de las veces, aunque esto también depende de en que etapa de la ovulación te encuentres y si hay interacciones con otros medicamentos.


¿Cómo funcionan internamente? El medicamento actúa retrasando la liberación del óvulo del ovario (ovulación), evitando que el esperma lo fertilice.

¿Cuáles son los posibles efectos secundarios?

  • Náuseas y vómitos

  • Dolor de cabeza

  • Dolor abdominal

  • Diarrea

  • sensibilidad en los senos

  • Sangrado

  • Fatiga

Recuerda que no deben confundirse con las pastillas abortivas; no son útiles en mujeres que ya están embarazadas.


Y lo más importante, NUNCA debe convertirse en el método de rutina por sus altas dosis de progestágenos, ya que como su nombre indica, es sólo para EMERGENCIAS. Por el contrario, es recomendable optar por métodos anticonceptivos prescritos por un ginecólogo y, de esta forma, poder vivir de tu sexualidad con mayor libertad y responsabilidad.


No olvides la importancia de hacer un seguimiento de tu período, incluidos los síntomas, así como los posibles cambios que notes, ya sean físicos o emocionales. Puede hacerlo descargando nuestra aplicación Adira, disponible en todo el mundo en Google Play y iOS.


 

References:

2 views0 comments

Comments


bottom of page