• Adira

Endometriosis: Mi Historia

Cinco días antes de cumplir mis 11 años me llegó la gran visita, el periodo, y desde ese momento empezó mi pesadilla.



Mis periodos siempre han sido muy regulares y poco abundantes con coloraciones muy oscuras, y siempre dolorosos. Días en cama, fiebre antes del periodo, dolor insoportable y frío extremo. A mis 15 años tuve mi primera cita ginecológica debido a la intensidad de los cólicos menstruales. Cuando me sentaba por periodos prolongados y me iba a parar, no podía, sentía que algo me halaba los intestinos con todo por dentro y tenía que quedarme quieta por unos segundos para obtener fuerzas de ponerme en pie. El ginecólogo que me vio me dijo que los dolores menstruales eran normales (¿QUÉ? 🤬), que si tomaba pastillas anticonceptivas mis periodos iban a ser menos dolorosos y así fue por unos años.


Cuando cumplí 22 años empecé a tener dolores bajitos muy fuertes, ya no solo cuando tenía el periodo sino todo el tiempo. Me hicieron una ecografía intravaginal y encontraron un tumor de aproximadamente unos 8 cm en mi ovario izquierdo, el resultado fue un poco dudoso y me hicieron de nuevo otra ecografía en la cual ya no me encontraron nada. Alcancé a tener cita con una médica gineco oncóloga que encontró que el antígeno CA 125 en mi sangre estaba excesivamente alto y por ende podría ser cáncer de ovario, pero cuando una mujer tiene endometriosis el antígeno también sale alto. La ginecóloga me dijo que, efectivamente, podría tener endometriosis y me recetó un tratamiento por 6 meses con pastas anticonceptivas, debía tomarlas sin parar. Por esos 6 meses tuve el periodo casi 3 meses seguidos y los siguientes 3 meses se ausentó, y debido a que tuve que cambiarme de ciudad no pude continuar el tratamiento.


A mis 29 años volví al médico a consultar al médico por un dolor crónico pélvico. Durante 9 años viví con ese dolor, tomando analgésicos de todo tipo para disminuirlo y poder seguir con mi vida normal, ya que los dolores menstruales “son normales”. Esta vez me volvieron a realizar otra ecografía donde salió de nuevo aquel tumor en el ovario izquierdo, esta vez no tan grande pero ahí estaba.



Me operaron el tumor y efectivamente el resultado de la cirugía fue una endometriosis profunda tipo V con focos endometriales en la zona perianal, pero el tumor extraído no era endometrial, era solo un tejido que se había encapsulado en esta zona que resultó ser benigno. En la cirugía me retiraron el tumor y me realizaron una ablación de endometriosis profunda por laparoscopia. Después de esta cirugía consulté a varios ginecólogos particulares y escuché todo tipo de tratamientos hormonales con pastillas. Acepté un tratamiento medianamente diferente con DIU hormonal Mirena, el cual es recomendado por los profesionales para disminuir los síntomas de la endometriosis.


En la actualidad Llevo 3 meses con el tratamiento y aunque el DIU es un dispositivo complejo porque dicen que en los 6 primeros meses pueden haber sangrados mas prolongados, por el momento solo he notado que el color de mi sangre menstrual ha mejorado y se ve de color rojo. Anteriormente mi periodo siempre estaba acompañado de un tejido extraño que tenía apariencia de pedazos de piel diferente a los coágulo y el uso de la copa menstrual ha sido un beneficio para ver estos cambios en la apariencia de mi sangre y ver los resultados.


Considero, en este momento, tener un umbral de dolor alto debido a que al escuchar muchos médicos decir que es normal sentir dolor durante mi menstruación, yo así lo creí. Hoy, tengo claro que no, nunca te debe doler de manera exagerada. Que si cuando te llega el periodo y te duele mas de lo normal debes hacer lo necesario para obtener atención a tiempo. Sufrí mucho, adicional a ello no disfrutas de tu vida sexual al 100% porque en muchas ocasiones te duele al tener relaciones.


Que los días que te llega el periodo te sientes fatal y crees que vas a morir pero te toca disimular porque que a todas nos llega el periodo y solo estas siendo “una niña floja”, pero lo que no saben es que a muchas el periodo se nos convirtió en una enfermedad que nos incapacita y que tenemos que aprender a vivir con ello.

¡EL DOLOR MENSTRUAL EXTREMO NO ES NORMAL!


Hoy a mis 30 años con DIU hormonal tengo mucha fe en el tratamiento y solo espero que termine el dolor que mes a mes visita a mi puerta. Ya el dolor llega con menos intensidad, aunque creo que el día que no lo sienta será extraño porque ya estoy acostumbrada a que me acompañe mes a mes.




Luz Estella Escobar

@shinluz

13 views0 comments

Recent Posts

See All
  • Facebook
  • Instagram
  • Twitter
  • YouTube
Beta App

We are excited to announce the launch of our Beta App. It will be available very soon with progressive updates until the full app is finally revealed.

 

Thank you for your support!

Contact Us

©2020 Adira.me. All Rights Reserved.